sábado, 1 de septiembre de 2007

Infecciones de Transmisión Sexual

¿QUÉ SON LAS ITS?
Autora: Paula Mirabet

Las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) son infecciones que se transmiten de una persona infectada a otra persona a través del contacto directo con el cuerpo o del contacto con líquidos infectados del cuerpo. Se las llama ITS porque el contagio es principalmente a través del contacto sexual, incluyendo el contacto oral, anal y vaginal.

¿CUÁLES SON LAS ITS MÁS FRECUENTES?
· Sífilis
· Gonorrea
· Herpes Genital
· Papiloma virus humano (H.P.V)
· VIH/SIDA
· Hepatitis B
· Clamidia
· Trichomoniasis

Si vos o un amigo reconocen algunos de estos síntomas, consulta a tu médico.

LOS SÍNTOMAS MÁS FRECUENTES
· Flujo vaginal.
· Secreción por el pene.
· Ardor o dolor al orinar.
· Llagas o verrugas en los genitales.
· Dolor durante la relación sexual.
· Dolor pelviano (abdomen inferior): con o sin fiebre y mal estado general.
· Picazón en el área genital.
· Sangrado vaginal fuera de la menstruación o después de tener relaciones.
· Testículos hinchados o dolorosos.
· Estos síntomas pueden acompañarse de inflamación de ganglios inguinales o erupciones en la piel.

Es muy importante tener en cuenta que el virus del sida y el virus de la hepatitis B no dan ningún síntoma genital.

¿CÓMO SE TRANSMITEN?
· Cuando una persona tiene una ITS y mantiene relaciones sexuales (oral, vaginal, anal) sin protección (preservativo), puede contagiar a su pareja sexual.
· Pueden transmitirse de la madre al hijo durante el embarazo o en el momento del parto o durante la lactancia materna, infectando así al bebe (transmisión vertical).
· Algunas, como el Sida o la Hepatitis B, pueden transmitirse por vía sanguínea: por transfusiones o por compartir jeringas descartables.


¿COMO PREVENIRLAS?
Usando SIEMPRE preservativo al tener relaciones sexuales (orales, anales, vaginales). Para lograr prevenir las ITS no sólo basta con información acerca de la enfermedad sino también lograr cambiar algunos hábitos y costumbres, como por ejemplo elegir en forma permanente usar preservativo.

Algunos consejos para usarlo correctamente:
· fijarse en la fecha de vencimiento
· no guardarlo en lugares de mucho calor o muy apretados, como los bolsillos
· abrir el envoltorio con las manos, ya que con los dientes puede romperse
· no usar lubricantes con aceite
· al colocar el preservativo masculino tomarlo de la punta, presionando para sacarle el aire
· se lo desenrolla sobre el pene erecto hasta la base, ya que si se lo deja a medio colocar, puede salirse durante la relación sexual
· al terminar , retirarlo antes de perder la erección, evitando que se derrame el semen

Hasta ahora la herramienta más segura,
si se usa correctamente.


LA HISTORIA DE LAS ITS
Las infecciones de transmisión sexual (ITS) son conocidas de tiempos muy remotos. Antes se las llamaba enfermedades venéreas en honor a la diosa del amor, Venus, del latín venereus. Hasta no hace mucho se las conocieron por Enfermedades de transmisión sexual (ETS), y en muchas publicaciones aun hoy aparecen así.
Estas Infecciones están citadas en papiros egipcios. En el 1800 A.C hay papiros que están escritos con las descripciones de enfermedades de transmisión sexual, como algo caliente, picazón, inflamación, tratamiento. Hay papiros en los que aparece detallado el tratamiento con tampones con hierbas medicinales, lavados vaginales que ahora son las duchas vaginales.
En la Biblia, en el Antiguo Testamento decía que un pueblo que había ganado la batalla y venía de la guerra, a todo aquel que había estado en contacto con una mujer o había estado en contacto con sangre en la lucha era separado al llegar al pueblo para cumplir una cuarentena de una a dos semanas aislados para ver si aparecía algún síntoma de enfermedad. A las mujeres no vírgenes se las mataba o sea que quedaban como trofeo las mujeres vírgenes y los niños. De esta manera cortaban la cadena de contagio de las ITS.
Llegando casi a la Era Cristiana, con Celsius, se describe lo que es la inflamación, con dolor, rubor, tumefacción, también como algo caliente. En el 1700 de la Era Cristiana, y ya con la aparición del microscopio, se empiezan a descubrirse animáculos, que son microorganismos, que luego se asocian a las enfermedades de transmisión sexual. Hay un cambio en el paradigma, ya no se asocian con maldiciones, porque siempre estaba ligada a la infidelidad, a lo pecaminoso, a las maldiciones de los dioses o diablos, y se curaban con brujos, que usaban hierbas medicinales, y que hoy son los medicamentos. El problema no es uno solo sino muchos, y lo más importante es la educación, desterrar los mitos.
Y todavía hoy la historia continúa, las ITS son tan viejas como la injusticia, y existen en nuestro planeta desde que fuimos un poco más que dos.

¿Cuales son las ITS?

SÍFILIS
¿Qué es la sífilis?
Es una Infección de Transmisión Sexual provocada por la bacteria Treponema Pallidum.
¿Cómo se contrae?
La infección pasa de una persona a otra a través del contacto directo con la llaga (chancro sifilítico). Estos aparecen principalmente en los genitales externos, la vagina, el ano o el recto. También pueden aparecer en los labios y en la boca. La transmisión de la bacteria ocurre durante las relaciones sexuales vaginales, anales u orales. Las mujeres que tienen la enfermedad pueden transmitírsela a sus bebés. NO se propaga por el contacto con inodoros, piletas, bañeras ni por compartir ropa ni cubiertos.
¿Cuáles son los síntomas?
Muchas personas que tienen la enfermedad pueden pasar años sin síntomas, pero corren el riesgo de complicaciones si no se tratan. La transmisión ocurre a partir de personas con chancros, muchos de estos pasan desapercibidos. Por lo tanto, la transmisión se da principalmente a partir de personas que no saben que están infectadas.
En la Sífilis Primaria suele estar marcada por la aparición de una única llaga (chancro), pero pueden aparecer múltiples llagas. Estas pueden aparecer entre 10 y 90 días luego del momento de infección (en promedio 21 días).Por lo general, el chancro es firme, redondo, pequeño e indoloro. Aparece en el sitio por donde la sífilis entró en el organismo. Al no provocar dolor, es muy común que una persona que presenta llagas internamente (vagina, recto) no se percate de que se ha contagiado. Las llaguitas se curan y desaparecen sin tratamiento, lo que no quiere decir que la enfermedad se haya curado. De hecho, la infección queda en el cuerpo y la enfermedad progresa a una sífilis secundaria.
Los síntomas de la sífilis secundaria incluyen una erupción en la piel que rara vez pica, y lesiones en las mucosas. El sarpullido ocurre comúnmente en la palma de las manos y la planta de los pies. Otros síntomas comunes incluyen fiebre, inflamación de ganglios, perdida de cabello, dolor de cabeza, fatiga, pérdida de peso y dolores musculares.
Una vez que pasen los síntomas de la sífilis secundaria, es posible que no se presenten síntomas durante años, pero igual la infección continúa viviendo en el organismo de la persona que no ha tratado la enfermedad. Acá la sífilis pasa a ser terciaria, con síntomas muy graves como dificultad para coordinar los movimientos musculares, parálisis, ceguera gradual y demencia; producto de lesiones importantes en los órganos internos. Cuando estas lesiones son lo suficientemente graves pueden llevar a la muerte a la persona.
¿Cómo se cura?
Se trata con una inyección de penicilina, la cantidad requerida será determinada de acuerdo con la etapa de la enfermedad ( primaria, secundaria, terciaria).Siempre se tratan la /s pareja/s de la persona infectada para evitar reinfecciones.

GONORREA
¿Qué es la gonorrea?
Es una infección de transmisión sexual provocada por la Neisseria Gonorrhoeae, una bacteria que puede crecer y multiplicarse fácilmente en áreas húmedas y tibias del tracto genital, y en la uretra (conducto urinario) en la mujer y en el hombre. También puede crecer en la boca, garganta, ojos y ano.
¿Cómo se contrae?
Se transmite por contacto con el pene, la vagina, la boca o el ano. No es necesaria la eyaculación para transmitir o contraer gonorrea. También puede transmitirse de madre a hijo durante el parto.
¿Cuáles son los síntomas?
La mayoría de las mujeres infectadas no notarán síntomas, y si los tienen, estos son leves. Los más comunes son ardor o dolor al orinar, aumento del flujo vaginal y sangrado vaginal entre períodos.
Los hombres presentan síntomas mucho más frecuentemente, entre los más comunes están la sensación de ardor al orinar y una secreción blanca, amarilla o verde del pene; algunos hombres presentan dolor o hinchazón testicular.
¿Cuáles son las complicaciones?
De no ser tratarse la gonorrea, puede provocar problemas graves y permanentes de salud.
En las mujeres, la gonorrea es la causa mas frecuente de enfermedad pélvica inflamatoria (EPI). Esta enfermedad no tiene necesariamente síntomas, pero cuando se presentan pueden ser graves e incluir dolor abdominal y fiebre. La EPI puede provocar dolor pélvico crónico prolongado; causar daños en las Trompas de Falopio y producir infertilidad o aumentar el riesgo de embarazo ectópico ( afección potencialmente mortal en la cual el óvulo fecundado crece fuera del útero, generalmente en una trompa de Falopio).
En los hombres, causa una afección dolorosa de los testículos que puede provocar infertilidad si no es tratada.
¿Es curable? ¿Cómo se trata?
Afortunadamente es curable, existen varios antibióticos con los cuales se puede tratar exitosamente. Si bien la medicación detendrá la infección, no remediará ninguna lesión permanente provocada por la enfermedad.
Las personas que han tenido gonorrea y se han curado, pueden contraer nuevamente la infección si tienen relaciones sexuales sin cuidarse con personas infectadas con gonorrea. Si los síntomas persisten luego del tratamiento se deberá consultar nuevamente al médico.


CLAMIDIA
¿Qué es la clamidia?
Es una infección de transmisión sexual causada por la bacteria Clamydia Trachomatis, que puede dañar los órganos reproductivos de la mujer. Aunque la clamidia generalmente no presenta síntomas o tiene síntomas leves, hay complicaciones graves que pueden ocurrir en forma silenciosa y causar daños irreversibles, como infertilidad, antes que la mujer se de cuenta del problema. Puede causar una secreción del pene en el hombre infectado.
¿Cómo se contrae?
Se transmite mediante el contacto sexual oral, vaginal o anal. También puede transmitirse de la madre a su hijo durante el momento del parto.
¿Cuáles son los síntomas?
A la clamidia se la conoce como la enfermedad “silenciosa” porque aproximadamente el 80% de las mujeres infectadas y el 50% de los hombres infectados no presentan síntomas.
En las mujeres, la bacteria infecta inicialmente el cuello uterino y la uretra. Las que tienen síntomas pueden presentar flujo vaginal anormal o ardor al orinar. Algunas mujeres siguen sin tener signos ni síntomas cuando la infección se propaga del cuello a las trompas de Falopio; otras presentan dolor abdominal, náuseas, fiebre, dolor durante el coito o sangrado entre los períodos menstruales.
Los hombres que tienen síntomas pueden presentar secreción del pene o sensación de ardor al orinar.
¿Qué complicaciones pueden existir si no se trata la clamidia?
En las mujeres puede propagarse al útero o a las trompas y causar la enfermedad inflamatoria pélvica. La EIP puede causar daño permanente a las trompas de Falopio, al útero y a los tejidos circundantes. El daño puede llegar a causar dolor pélvico crónico, infertilidad y embarazo ectópico (embarazo implantado fuera del útero) que es potencialmente mortal. Las mujeres infectadas con clamidia tienen hasta cinco veces más probabilidades de infectarse con el VIH, si están expuestas al virus.
Las complicaciones en los hombres son poco comunes.
¿Cuál es el tratamiento?
Puede ser fácilmente tratada y curada con antibióticos. Todas las parejas sexuales deben ser evaluadas, hacerse las pruebas y recibir tratamiento. Las personas que tienen clamidia deben abstenerse de tener relaciones sexuales hasta que ellas y sus parejas sexuales hayan terminado el tratamiento, de lo contrario podrían volverse a infectar.


HERPES GENITAL
¿Qué es el herpes genital?
El herpes genital es una infección de transmisión sexual (ITS) causada por los virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1) y tipo 2 (HSV-2). La mayoría de los herpes genitales son causados por el tipo HSV-2. La mayoría de las personas con HSV-1 o HSV-2 no presentan signos ni síntomas de la infección o presentan síntomas mínimos. Si se presentan signos, éstos usualmente aparecen en forma de ampolla o ampollas en los genitales o el recto o alrededor de los mismos. Las ampollas se rompen y dejan úlceras dolorosas (llagas) que pueden tardar de dos a cuatro semanas en curarse la primera vez que se presentan. Típicamente, puede presentarse otro brote semanas o meses después del primero, pero casi siempre es menos intenso y de más corta duración. A pesar de que la infección puede permanecer en forma indefinida en el organismo, la cantidad de brotes tiende a disminuir a medida que pasan los años.
¿Cómo se contrae?
El HSV-1 y el HSV-2 pueden encontrarse en las úlceras causadas por los virus y ser liberados por las mismas, pero entre brote y brote los virus también pueden ser liberados por la piel que no parece afectada o que no tiene úlceras. Por lo general, una persona solo puede infectarse con el HSV-2 durante el contacto sexual con alguien que tiene una infección por HSV-2 genital. La transmisión puede darse a partir de una pareja sexual infectada que no tiene una úlcera visible y que no sepa que está infectada.
El HSV-1 puede causar herpes genital, pero más frecuentemente causa infecciones de la boca y los labios. La infección por HSV-1 en los genitales puede ser causada por contacto oral-genital o contacto genital-genital con una persona que tiene la infección por HSV-1. Los brotes del HSV-1 genital reaparecen con menos regularidad que los brotes del HSV-2 genital.
¿Cuáles son los síntomas?
La mayoría de personas infectadas con el HSV-2 no saben que tienen la infección. Sin embargo, si se presentan signos y síntomas durante el primer brote, éstos pueden ser bastante pronunciados. El primer brote ocurre generalmente dentro de las dos semanas siguientes a la transmisión del virus y las úlceras se curan típicamente dentro de dos a cuatro semanas. Otros signos y síntomas durante el episodio primario pueden incluir una segunda serie de úlceras y síntomas parecidos a la gripe, entre ellos fiebre e inflamación de las glándulas. Sin embargo, la mayoría de las personas con la infección por HSV-2 puede que nunca tengan úlceras o pueden tener signos muy leves de los cuales ni siquiera se dan cuenta o que confunden con picaduras de insectos o con otra afección de la piel.
La mayoría de las personas a quienes se les ha diagnosticado un primer episodio de herpes genital pueden esperar tener varios (típicamente cuatro o cinco) brotes (recurrencias sintomáticas) en un período de un año. Por lo general, estas recurrencias disminuyen en frecuencia a medida que pasa el tiempo.
¿Qué complicaciones trae el herpes?
El herpes genital puede causar la presencia repetida de dolorosas úlceras genitales en muchos adultos y la infección del herpes puede ser grave en personas inmunodeprimidas.
Adicionalmente, el HSV genital puede causar infecciones potencialmente mortales en los bebés. Es importante que las mujeres eviten contraer el herpes durante el embarazo porque la ocurrencia de un primer episodio durante el embarazo provoca un mayor riesgo de que el virus sea transmitido al bebé. Si una mujer tiene herpes genital activo al momento del parto, se realiza por lo general un parto por cesárea. Afortunadamente, es muy poco frecuente que un bebé sea infectado por una mujer que tiene herpes.
El herpes puede contribuir a la propagación del VIH, el virus que causa el SIDA. El herpes puede hacer que las personas se vuelvan más susceptibles a la infección por VIH y puede hacer que las personas infectadas por el VIH sean más infecciosas.
¿Hay tratamiento para el herpes?
No existe un tratamiento que pueda curar el herpes, pero los medicamentos antivirales pueden acortar y prevenir los brotes durante el tiempo que la persona tome los medicamentos


HPV
¿Qué es la infección genital por HPV?
Es una infección de transmisión sexual (ITS), causada por el virus del papiloma humano (VPH); es el nombre que se le da a un grupo de virus que incluye más de 100 tipos o cepas diferentes. Más de 30 de estos virus son transmitidos sexualmente y pueden infectar el área genital de hombres y mujeres, que incluyen la piel del pene, la vulva (área fuera de la vagina), el ano, la vagina, el cuello uterino o el recto. La mayoría de las personas que quedan infectadas por VPH no presentarán síntomas y la infección desaparecerá por sí sola.
Algunos tipos de estos virus son llamados de “alto riesgo” y pueden revelar resultados anormales en las pruebas de Papanicolaou. Estos virus también pueden provocar cáncer de cuello uterino, de vulva, de vagina, de ano o de pene. Otros tipos de virus son llamados de “bajo riesgo” y pueden arrojar resultados con anormalidades leves en las pruebas de Papanicolaou o causar verrugas genitales. Las verrugas genitales son abultamientos o crecimientos únicos o múltiples que aparecen en el área genital y en ciertas ocasiones tienen forma de coliflor.
¿Cómo se contrae?
Los tipos de VPH que infectan el área de los genitales se propagan principalmente mediante el contacto genital. La mayoría de las infecciones por VPH no presentan signos ni síntomas; por esta razón, la mayoría de las personas que tienen la infección no se dan cuenta de que están infectadas, sin embargo sí pueden transmitir el virus a su pareja sexual. En muy contados casos, una mujer embarazada puede transmitir el VPH a su bebé durante el parto vaginal.
¿Cuáles son los signos y los síntomas?
La mayoría de personas que tienen infección genital por VPH no saben que están infectadas. El virus vive en la piel o en las membranas mucosas y generalmente no causa síntomas. A ciertas personas les saldrán verrugas genitales visibles o presentarán cambios precancerosos en el cuello uterino, vulva, ano o pene. En muy contadas ocasiones, la infección por VPH puede causar cáncer anal o genital.
Las verrugas genitales aparecen, por lo general, como elevaciones o masas suaves y húmedas, rosadas o de color de la piel, usualmente en el área genital. Las verrugas pueden ser planas o elevadas, únicas o múltiples, pequeñas o grandes y, en ciertos casos, tener forma de coliflor. Pueden aparecer en la vulva, la vagina o en el ano o alrededor de los mismos, en el cuello uterino y en el pene, en el escroto, en la ingle o los muslos. Las verrugas pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual con una persona infectada o puede que no aparezcan.
¿Cómo se diagnostica?
A la mayoría de las mujeres se les diagnostica el VPH sobre la base de resultados anormales en las pruebas de Papanicolaou. La prueba de Papanicolaou es la herramienta primaria de detección del cáncer cervical o cambios precancerosos en el cuello uterino, muchos de los cuales están relacionados con el VPH.
¿Existe una cura para el HPV?
No hay “cura” para la infección por VPH, aunque en la mayoría de las mujeres la infección desaparece por sí sola. Los tratamientos administrados buscan atender los cambios en la piel o en la membrana mucosa causados por la infección por VPH, como verrugas y cambios precancerosos en el cuello uterino.

TRICOMONIASIS
¿Qué es la tricomoniasis?
La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual, provocada por el parásito protozoario unicelular Trichomonas vaginalis. La vagina es el sitio donde por lo general ocurre la infección en las mujeres, mientras que en los hombres, es la uretra (conducto urinario).
¿Cómo se transmite?
El parásito se transmite a través de la relación sexual pene-vagina o por el contacto vulva-vulva (el área genital en la parte externa de la vagina) con una pareja sexual infectada. Las mujeres pueden contraer esta enfermedad de un hombre o de una mujer, pero los hombres suelen contraerla solamente por el contacto con mujeres infectadas.
¿Cuáles son los signos y síntomas?
La mayoría de los hombres con tricomoniasis no tienen signos ni síntomas; sin embargo, algunos hombres puede que sientan una irritación temporal dentro del pene, tengan una leve secreción o sientan un pequeño ardor después de orinar o eyacular.
Algunas mujeres tienen signos y síntomas de infección, que incluyen un flujo vaginal espumoso, verde amarilloso, con un fuerte olor. Es probable que la infección también cause molestia durante la relación sexual o al orinar así como irritación y picazón en el área genital de la mujer. En muy pocos casos la mujer puede sentir dolor de vientre. Los síntomas suelen aparecen en las mujeres de 5 a 28 días después de la exposición a la infección.
¿Cuáles son las complicaciones?
La inflamación genital que produce la tricomoniasis puede aumentar la susceptibilidad de una mujer a contraer la infección por VIH si está expuesta al virus. La probabilidad de que una mujer con VIH pase el VIH a su pareja sexual aumenta si tiene tricomoniasis.
¿Qué efectos tiene en la mujer embarazada y en su bebe?
Las mujeres embarazadas que tienen tricomoniasis pueden dar a luz bebés prematuros o con bajo peso.
¿Cuál es el tratamiento?
La tricomoniasis suele curarse con una dosis oral única del medicamento metronidazol. Los síntomas de la tricomoniasis en hombres infectados puede que desaparezcan en unas cuantas semanas sin tratamiento alguno. Sin embargo, un hombre infectado, aun cuando nunca haya tenido síntomas o cuyos síntomas hayan desaparecido, todavía puede continuar infectando o re-infectando a su pareja sexual hasta que no se trate la infección. Por lo tanto, ambos en la pareja deben tratarse la infección al mismo tiempo para eliminar el parásito. Las personas que se están tratando la tricomoniasis deben evitar tener relaciones sexuales hasta que tanto ellas como sus parejas hayan terminado el tratamiento y no tengan síntomas. Las mujeres embarazadas pueden tomar metronidazol.
El hecho de que una persona haya tenido tricomoniasis una vez no significa que no pueda tenerla de nuevo. Una persona puede seguir siendo susceptible a la reinfección aún cuando se haya curado con el tratamiento.

4 comentarios:

juan lopez dijo...

buen blog

Liz Velazquez dijo...

esta perfecto para mi tarea gracias con esto sacare un maravilloso 10

Erys Santana dijo...

esa informacion es muy buena

Cesar Espindola dijo...

me ayudo mucho y gracias por publicarlo ç_:-.: